Muchos problemas como la deforestación, la ordenación de los recursos hídricos, los conflictos relacionados con la tierra, los derechos laborales y el apoyo a los pequeños agricultores deben ser abordados colectivamente por el gobierno, las comunidades locales, los productores, la sociedad civil y las empresas de la cadena de suministro. Las empresas individuales pueden ser “islas” de buenas prácticas, pero para obtener resultados ambientales y sociales positivos a escala es necesario colaborar.

Si ayudamos a las empresas a comprender su base de abastecimiento, a identificar los escenarios prioritarios en los que deben participar, a saber qué apoyo pueden proporcionar y a trabajar mediante un proceso de compromiso práctico con las iniciativas locales en esos escenarios, podremos poner en marcha las buenas prácticas. Y al reunir a las empresas y otras partes interesadas en los paisajes de producción, podemos ayudarles a alinear sus actividades e intervenciones para que tengan un mayor impacto.

También proporcionamos apoyo técnico a las iniciativas paisajísticas y jurisdiccionales, como las evaluaciones de referencia o la elaboración de planes de acción. Dado que muchas iniciativas paisajísticas y jurisdiccionales están en sus comienzos, trabajamos con numerosas

Video

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.