Productos básicos

Los principales productos básicos con los que trabajamos a través de nuestros servicios de consultoría y programas financiados por subvenciones son el aceite de palma, el azúcar, la soya, la carne de res, el caucho, el cacao y la madera y los productos forestales. También hemos trabajado con coco, café, algodón, plátano, alga roja, piña, llantén y karité. Cada vez que trabajamos con una nueva materia prima, nos basamos en nuestros 20 años de experiencia en cadenas de suministro mundiales.

El consumo de soja está aumentando, y el mayor uso proviene de la industria de la alimentación animal. Los principales desafíos de sostenibilidad en la producción de soja son la conversión de los bosques y otros ecosistemas naturales, el cumplimiento de la legislación y el respeto de los derechos de las comunidades a la tierra.

El cambio solo se puede lograr a gran escala si una variedad de actores pueden trabajar juntos para impulsar el progreso. Es por eso que nuestro apoyo abarca desde el establecimiento de compromisos hasta el abastecimiento responsable, la creación de capacidad interna para la acción y el compromiso con los proveedores, los entornos y el sector de la soya.

Proforest continúa apoyando el Consumer Goods Forum Forest Positive Coalition y el Soft Commodities Forum. Y en 2018, lanzamos la Caja de Herramientas para la Soja: un programa de desarrollo de capacidades, diseñado para ayudar a los comerciantes, procesadores de alimentos y minoristas a comprender cómo avanzar y cumplir con el abastecimiento responsable de soya.

Uno de los principales productos básicos con los que trabajamos en Proforest es el azúcar, apoyando a ingenios, refinerías y marcas como Nestlé, PepsiCo, Kellogg y Mars para implementar sus compromisos de abastecimiento responsable.

A nivel de producción, trabajamos con los ingenios para impulsar las prácticas responsables en sus propias operaciones y en su más amplia base de suministros. También apoyamos la colaboración que involucra a múltiples empresas y fábricas para abordar conjuntamente los problemas de una base de suministro, un paisaje o un sector.

Los derechos laborales son una esfera de interés fundamental para nuestra labor en el sector del azúcar, ya que en el cultivo de la caña de azúcar suelen participar pequeños propietarios, mano de obra y mano de obra estacional y migratoria, lo que aumenta el riesgo de que se planteen cuestiones relacionadas con los derechos humanos.

Ayudamos a hacer frente a esta situación mediante la creación de capacidad en materia de derechos humanos, trabajo y cuestiones de salud y seguridad, como la enfermedad renal crónica, la manipulación segura de plaguicidas y la identificación y gestión del HCV. También trabajamos directamente con las fábricas para desarrollar y aplicar políticas sobre derechos humanos, vivienda, hidratación y contratación de trabajadores.

El 70% del cacao del mundo proviene de África occidental, y el 80-90% del producido por pequeñas explotaciones agrícolas gestionadas en su mayoría con mano de obra familiar. El cacao es una importante fuente de sustento para las personas en los países productores. Pero la cadena de suministro del cacao se enfrenta a muchos problemas ambientales y sociales, como los bajos ingresos de los productores y los trabajadores, el trabajo infantil, la disparidad entre géneros, la deforestación y la degradación forestal causada por la expansión de las explotaciones agrícolas.

Por eso apoyamos a las principales empresas de la cadena de suministro, ayudándolas a cumplir los compromisos de abastecimiento responsable mediante la elaboración de políticas de deforestación, planes de acción y tarjetas de puntuación de los proveedores.

También trabajamos con varias empresas de cacao y chocolate, y estamos abordando las cuestiones clave de la producción a nivel de paisaje mediante el desarrollo del programa Asunafo-Asutifi Paisaje, que tiene por objeto hacer frente a la deforestación y mejorar la productividad del cacao y los medios de vida de los agricultores. Además de nuestro compromiso con las empresas, somos miembros del Grupo de Trabajo de Vigilancia y Evaluación y del Grupo de Trabajo Técnico de Agroforestería Inteligente para el Clima.

Trabajamos con más de 50 empresas como AAK, Cargill, PepsiCo y Musim Mas, ayudando a minoristas, fabricantes, comerciantes y refinadores a comprender sus compromisos de abastecimiento responsable e implementarlos en toda su cadena de suministro. También trabajamos directamente con los cultivadores de palma para mejorar las prácticas de producción y ayudarlos a poner en marcha las mejores prácticas ambientales y sociales.

La colaboración es esencial para lograr un impacto a escala. Es por eso que apoyamos una variedad de iniciativas de múltiples partes interesadas, incluido un apoyo de larga data a la Mesa redonda sobre aceite de palma sostenible (RSPO). Juntos, estamos acelerando la mejora de las prácticas dentro del sector del aceite de palma al promover el pensamiento sobre la responsabilidad compartida; asegurar que los Principios y Criterios de la RSPO sigan siendo relevantes y los mejores en su clase, mientras que los pequeños agricultores independientes reciben apoyo en sus esfuerzos de sostenibilidad; y la mejora continua de los sistemas de aseguramiento.

Coordinamos la Iniciativa de aceite de palma de África de la TFA, que reúne a gobiernos, empresas, sociedad civil y grupos comunitarios para desarrollar un sector de aceite de palma sostenible en África. También estamos facilitando el Grupo de Colaboración de Aceite de Palma (POCG) y sus diversos grupos de trabajo: Grupo de trabajo activo sobre el marco de informes de implementación (IRF AWG), producción y protección más allá de las concesiones (PPBC), Grupo de trabajo sobre asuntos sociales (SIWG) y Grupo de trabajo de verificación independiente (IV WG). También apoyamos a la Coalición Forest Positive del Consumer Goods Forum (CGF) para desarrollar e implementar sus compromisos y hoja de ruta del aceite de palma.

La creciente demanda de caucho natural y una mayor conciencia de los riesgos sociales, ambientales y de gobernanza que entraña este producto básico han dado lugar a un impulso para el cambio. Los principales agentes de la industria se proponen abordar las cuestiones relacionadas con la producción y el procesamiento del caucho, incluidos los conflictos de tenencia de la tierra, los abusos de los derechos humanos y laborales, la tala ilegal y la deforestación.

Hemos apoyado este cambio positivo prestando apoyo técnico a las empresas que se dedican a la producción de caucho, así como trabajando directamente con los productores. También hemos impulsado la colaboración en todo el sector facilitando y contribuyendo a la Plataforma Mundial para el Caucho Natural Sostenible (GPSNR), desarrollando sistemas y guías, así como realizando estudios específicos para esta iniciativa. 

A través de una otra colaboración con la Cámara de Comercio China de Metales, Minerales y Químicos (CCCMC), seguimos apoyando el desarrollo de la Guía sobre Caucho Natural Sostenible.

El coco es un cultivo dominado por pequeños agricultores. Los pequeños agricultores a menudo tienen una baja productividad debido a una variedad de factores: cosechas envejecidas; cambios en los precios del mercado del coco; altos costos de transporte; y falta de conocimientos, organización y apoyo de infraestructura. La demanda mundial de productos de coco está creciendo, pero falta inversión para satisfacer las necesidades de los pequeños agricultores.  

Se necesitan nuevas inversiones en la producción sostenible de coco, para permitir que los pequeños agricultores comprendan mejor las nuevas oportunidades, así como los riesgos sociales y ambientales de la industria.

En la actualidad, la industria del coco carece de pautas comunes para dar forma y asegurar cadenas de suministro sostenibles. Sin embargo, existe un interés emergente en el abastecimiento responsable y una creciente colaboración entre los actores de la cadena de suministro, gracias a la Carta del coco sostenible.

Proforest apoya los esfuerzos coordinados de múltiples interesados para impulsar la sostenibilidad en el sector del coco. Y ya estamos trabajando en la evaluación de la cadena de suministro, el compromiso y las cuestiones relativas a la producción responsable, tratando de aportar nuestra experiencia y conocimientos de otras cadenas de suministro de productos básicos sobre el abastecimiento responsable de los pequeños agricultores.

La ganadería se ha vinculado con las mayores zonas de deforestación del planeta, en particular en el Brasil, la Argentina y el Paraguay. Brasil es uno de los mayores países productores, exportadores y consumidores de carne de vacuno del mundo, y la ganadería también se ha asociado con el trabajo forzoso, el acaparamiento de tierras y los conflictos con las comunidades indígenas.

Hemos estado trabajando en la agenda de la carne de vacuno en Brasil, Argentina, Paraguay, Colombia y Australia para impulsar la sostenibilidad del sector ganadero y abordar los desafíos más apremiantes. Nuestro apoyo a los interesados va desde el asesoramiento estratégico y la elaboración de compromisos y políticas, hasta el trazado de la cadena de suministro, la evaluación de riesgos, la participación de los proveedores y la creación de capacidad para la aplicación de políticas.

Proforest es miembro de la Mesa Redonda Brasileña sobre la Carne de Vacuno Sostenible (GTPS), el Grupo de Trabajo Conjunto sobre el Cambio de Uso de la Tierra de la Mesa Redonda Mundial sobre la Carne de Vacuno Sostenible (GRSB) y los Grupos de Trabajo del Acuerdo de Cero Deforestación de Colombia para el Sector de la Carne de Vacuno.

Si bien la mayor parte de nuestro trabajo se refiere a los productos que conllevan riesgo forestal, como el cacao y el aceite de palma, también trabajamos en la gestión forestal, la legalidad de la madera y las cadenas de suministro de productos forestales. Apoyamos las prácticas sostenibles proporcionando a las empresas productoras una orientación gradual sobre la gestión responsable de los bosques, con el fin de ayudarles a obtener la certificación de sistemas como el FSC, que les permite comerciar con mercados mundiales sostenibles.

Cuando se trata de la madera, la legalidad es el núcleo de nuestro trabajo, que a menudo se centra en dos instrumentos jurídicos internacionales: el Plan de Acción FLEGT de la UE y el Reglamento de la Madera de la UE (EUTR). Asesoramos a los importadores sobre el EUTR y otros requisitos legales, mientras que en los países productores ayudamos a los gobiernos y a otros a establecer sistemas creíbles de garantía de la legalidad para el FLEGT, el EUTR y otros. También proporcionamos capacitación en la verificación de la legalidad de la madera para las ONG.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.