Nuestro trabajo de HCV-HCS

Trabajamos a pie de campo con empresas, productores y pequeños agricultores para apoyar la transición hacia una producción responsable de productos agrícolas. Proporcionamos servicios de evaluación tanto de bosques con un gran valor de conservación (HCV, por sus siglas en inglés) como de bosques con una gran reserva de carbono (HCS, por sus siglas en inglés), por separado o en combinación y a nivel tanto paisajístico como de sitio específico. Contamos con evaluadores debidamente capacitados y autorizados en África, Latinoamérica y el Sudeste Asiático.

Metodología High Conservation Value

Proforest cuenta con una gran historia de trabajo según la metodología High Conservation Value (gran valor de conservación). Nuestra gran fe en el poder de la colaboración nos llevó a poner en contacto a expertos para que analizasen la necesidad de contar con una base institucional para poder hacer evolucionar el enfoque HCV, lo cual nos ayudó a convencer a IKEA para hacer una primera aportación y poner en marcha el proyecto HCV en 2006.

Si bien el proyecto se gestó en Proforest, también formamos parte del comité de dirección y contribuimos así a la redacción de unos estatutos. Una vez que la Red de recursos HCV (actualmente conocida como la Red HCV) fue lanzada en 2015, seguimos apoyando esta iniciativa como miembro de dicho comité.

En nuestro trabajo seguimos utilizando y aplicando el enfoque HCV a través de evaluaciones, cursos de formación y el desarrollo de guías. También apoyamos la innovación y la adaptación del concepto HCV a nuevos contextos, por ejemplo, para minifundistas y paisajes.

Enfoque High Carbon Stock Approach

Proforest ha prestado su apoyo técnico al grupo de dirección del enfoque de gran reserva de carbono, o High Carbon Stock Approach (HCSA, por sus siglas en inglés) desde el momento de su creación. La metodología HCSA es una herramienta de planificación de ordenación territorial para la identificación de zonas forestales viables en tierras degradadas. Esto permite a las propietarias de plantaciones, especialmente de palma, de madera para pasta y papel y de caucho, diferenciar entre lo que hay que conservar y lo que puede desarrollarse como parte de sus compromisos de «no deforestación» y garantizar el respeto de los derechos y del sustento de sus trabajadores y de las comunidades locales.

Esto significa que prestamos servicio de evaluación HCV-HCS a dichas empresas. Es más, hemos liderado varios ensayos de la metodología HCSA para nuevos contextos de pequeños agricultores y gran cobertura forestal y en nuevas regiones geográficas sitas fuera del Sudeste Asiático, el lugar donde se desarrolló por primera vez la herramienta. También codirigimos el grupo de trabajo de protección HCSA, en cuyo seno desarrollamos la guía provisional sobre la metodología HCSA relativa a «planes integrados de conservación y de uso del suelo.

Herramientas y formación

También damos formación a empresas y productores para que entiendan el enfoque HCV-HCS y para capacitar a evaluadores HCV y/o a profesionales colegiados expertos en la metodología HCSA. Por otra parte, damos cursos abiertos al público en campo y en línea a través de la Academia Proforest y ofrecemos cursos a medida en África, Latinoamérica y el Sudeste Asiático. Nuestras publicaciones sirven de escaparate a las nuevas ideas que vamos desarrollado en el transcurso de nuestro trabajo y para compartir nuevas herramientas y enfoques HCV con la comunidad. Un ejemplo de ello es una herramienta HCV simplificada para minifundistas independientes diseñada y desarrollada por Proforest, Daemeter, la red HCV y el WRI para la RSPO.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.